HECHO MIGRATORIO

Lone Wolf (2)

La Fundación Abrazando Ilusiones fomenta inserción social del colectivo migrante y la convivencia ciudadana intercultural mediante la provisión de apoyo a menores extranjeros no acompañados, personas solicitantes de protección internacional, refugiadas o migrantes en situación de vulnerabilidad durante el proceso de integración. ¿Cómo? Aportando, entre otros, herramientas educativas y sociales (aprendizaje del español, formación para el empleo…), acompañamiento durante la etapa de integración (atención psicológica, tutorías…), servicios de traducción e interpretación, etc. mediante el desempeño de un equipo interdisciplinar de profesionales que opera en las distintas líneas de actuación.

Los/as niños/as y adolescentes extranjeros/as no acompañados/as presentan una situación de extrema vulnerabilidad: por una parte, son menores, y por otra, migran solos/as. Se encuentran expuestos/as a un grave riesgo de exclusión y de desamparo, hecho que dificulta todavía más una etapa difícil para todos/as los/as jóvenes: la transición a la edad adulta.

 

Ante esta realidad, vemos necesaria una intervención socioeducativa integral, tanto individualizada como grupal. La situación de estos menores dista de ser una realidad simple y uniforme, así pues, no es posible generalizar ni trazar un perfil único de los mismos. Sin embargo, entre los rasgos más representativos de los menores entrevistados, destacan: malestar emocional (sentimientos de soledad, incertidumbre, frustración, desarraigo, rechazo, etc.), escaso grado de alfabetización, barreras lingüísticas, problemas de documentación, drogodependencias, escasa capacidad de adaptación a normas y contextos sociales normalizados, necesidad de satisfacción inmediata de necesidades, presión familiar y de allegados para no resultar un proyecto fallido, carencia de habilidades para la negociación y la resolución de problemas y/o conflictos, escasa motivación.

 

El proyecto “Construyendo mi futuro” es una iniciativa de la Fundación Abrazando Ilusiones y la Fundación Diagrama dirigida a los menores extranjeros no acompañados. Reforzar el sistema de protección de los menores para que no sea una mera respuesta de contención a corto plazo es la razón de ser de este proyecto.

Esta intervención consiste en un curso integral, educativo y formativo para preparar a los menores tanto a nivel psicológico, como cognitivo, ofreciendo formación (académica, deportiva y laboral), acompañamiento, asesoramiento, apoyo y orientación, atendiendo las circunstancias que puedan representar dificultad para su integración y su desarrollo biopsicosocial, e implementándose desde un enfoque comunitario para la total integración de los menores. Entre los elementos clave de esta iniciativa cabe destacar la óptima calidad comunicativa con los menores mediante el empleo de su lengua materna (darija) y la amplia experiencia del equipo docente en lo relativo a sus claves culturales. El fin que persiguen estos elementos es el de forjar una relación de confianza sólida, en base a la cual se establezcan los cimientos para la consecución de los objetivos del proyecto.